Noelia García, fisioterapeuta: El suelo pélvico no trabaja solo.

Desde UME entrevistamos a Noelia García, una compañera especializada en Suelo Pélvico.

¡Hola Noelia! ¿Qué es el suelo pélvico y cuáles son sus funciones?

Hola compañeros. El suelo pélvico o periné es el conjunto de músculos y tejidos conjuntivos que tapiza la parte inferior de la pelvis, cerrando así la cavidad abdominal en su parte inferior.
Las funciones son de sostén, continencia, sexual y reproductiva. Siendo su función principal la de sostén para los órganos pélvicos (vejiga y uretra, útero y vagina, próstata y vesículas seminales, y recto).

El suelo pélvico es algo dinámico que se adapta a nuestros movimientos manteniendo así una posición adecuada para que los órganos puedan desarrollar su función con normalidad y no se produzcan prolapsos (caídas de una víscera), incontinencias urinarias o fecales, entre otras.

¿Según tu opinión cuales son las funciones de esta estructura?

  1. Función de continencia es la encargada de realizar un correcto vaciado de los esfínteres y mantener una continencia cuando no queremos tener pérdidas de orina ni fecales.
  2. Función sexual, de hecho una de las principales voces de alarma son las disfunciones de suelo pélvico cuando hay alguna patología, tales como disfunción eréctil en el hombre o vaginismo y dispareunia en la mujer.
  3. Función reproductiva que se desarrolla durante el embarazo y el parto, momento clave para tener una buena calidad de esta musculatura.

El contexto óseo donde podemos localizar estos músculos: sínfisis púbica por la parte anterior, coxis en la parte posterior como final de la columna, isquiones protuberancias donde nos sentamos.
La musculatura que se detalla a continuación se dispone en dos planos, uno superficial y otro profundo, el primero su principal función es la sexual pero también de sostén, y el segundo es el encargado principalmente del sostén visceral.

¿Cómo podemos identificar los músculos del suelo pélvico?
Podemos localizarlos tanto a nivel palpatorio, sentándonos sobre nuestra mano o podemos visualizarlos con un espejo, tumbados o en bipedestación. La acción que debemos realizar es simular que cortamos las ganas de orinar y defecar, observamos cómo al contraer la musculatura de suelo pélvico se cierra levemente la vagina y ano, se hunden hacia el interior en la zona central.

Es importante entender que el suelo pélvico no trabaja de forma aislada, está íntimamente conectado con la columna lumbar por la musculatura de los multífidos, además de la musculatura de nuestro abdomen, por ello es muy importante tener un buen tono de nuestro músculo transverso, nuestro gran aliado en la recuperación de patologías de suelo pélvico y por último encontramos nuestro músculo diafragma, con
función respiratoria y a modo de cierre para el buen funcionamiento de nuestra musculatura de suelo pélvico.

¿Cómo podemos evitar disfunciones o mejorar el tono de estos músculos?

Lo primero que debemos realizar tras obtener nuestro diagnóstico es acudir a un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico, el cual podrá valorar la calidad de nuestra musculatura, pautar una serie de ejercicios terapéuticos e hipopresivos y aplicar las diferentes terapias que cada patología requiera como por ejemplo el uso de la electroterapia o el biofeedback entre otros.

¡Muchas gracias Noelia por esta interesante entrevista!

Gracias a vosotros

Si quieres concertar una primera cita de valoración con nuestra especialista puedes hacer click aquí

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información   
Privacidad